El Sol de justicia

super-luna-.jpg

Anuncios
Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

El peligro de claudicar (1 Reyes 18:21)

Este tema es amplio y profundo por lo que pudiera abordarse de muchas maneras. Pero en mi propósito de desarrollarlo me he dado cuenta que con sólo definir algunos de sus significados e implicaciones quedaría satisfecho nuestro propósito.

Claudicar: (Del lat. claudicare)

  1. Cojear.
  2.  Acabar por ceder a una presión o una tentación.
  3.  Med. Afectar un órgano a consecuencia de la interrupción de la circulación de la sangre en un vaso que lo irriga.

(1 Reyes 18:21)  
“Y acercándose Elías a todo el pueblo, dijo: ¿Hasta cuándo claudicaréis vosotros entre dos pensamientos?…”

1- Nuestro primer significado de Claudicar es COJEAR, lo que hace alusión a algo que no está derecho, que carece de estabilidad, vacilante e inseguro. Llevado a la vida espiritual  y al liderazgo cristiano enfrentamos indudablemente un grave problema.

2- La segunda implicación nos da luz en algunas de las causas que pueden llevar a una persona a claudicar:

a- Presión: Cuando se es presionado la persona se hace presa de la desesperación y el resultado de esta es la inseguridad. De modo que se actúa por instinto y sin medir los resultados. La claudicación nos coloca entre dos pensamientos.  y seguros estamos por la palabra que esto no agrada el alma de Dios. El Rey Saúl cedió ante la presión del pueblo y del ejercito filisteo, lo que lo llevó a ofrecer un sacrificio no grato ante  Dios. Esto le costó el reinado y finalmente la vida y la salvación.

b- Tentación: Se define como el estimulo que provoca un deseo; que nos lleva a una acción incorrecta. La pero de todas es vernos tentados a dudar del cuidado y responsabilidad de Dios para con nosotros, lo que nos hace verlo como cómplice del mal. Habacub, Asaf, claudicaron en sus corazones pero en ambos casos recibieron una res puesta contundente.

3- Interrupción Esta definición médica es importante. Llevémosla al plano ministerial.

Las diferentes formas de acallar, suspender, limitar, entorpecer, detener un ministerio es como tapar una válvula que lleva sangre al corazón.

El profeta fue y  sigue siendo claro y contundente. Su pregunta fulminante a la consciencia aún retumba como la primera vez:

Y acercándose Elías a todo el pueblo, dijo: ¿Hasta cuándo claudicaréis vosotros entre dos pensamientos? Si Jehová es Dios, seguidle; y si Baal, id en pos de él”.

Por: Carlos Guzmán.

Publicado en Biblicas | Deja un comentario

EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA

El matrimonio es uno de los dones originales que Dios le concedió a la familia humana. Fue otorgado con el fin de proveer el gozo y el reposo de pertenecer, sin limitaciones de época, lugar o cultura a un “estrecho” vínculo en el cual sus miembros se desarrollasen como individuos comprometidos en el servicio a Dios y a los demás.

-Hechos a imagen de Dios:

Como termino genérico, “hombre”, se refiere tanto al varón como a la hembra, quienes fueron creados a imagen y semejanza de de Dios (cuya semejanza no incluye rasgos físicos), por lo que son iguales en su ser y su valía, aunque distintos en su personalidad intrínseca.Sus rasgos físicos son complementarios y sus funciones cooperativistas en funcionamiento de un crecimiento mancomunado.Sus roles en el hogar son diferentes. La familia y el hogar están fundadas sobre la diferenciación sexual: “Varón y hembra los creó”

La palabra hebrea “neged” que en Génesis se traduce idónea, es un sustantivo relacionado con la preposición que significa: “Estar delante de; en frente a; opuesto a; correspondiente a alguien o algo”. En este caso, la persona que había de estar frente a Adán debía complementarlo y corresponderle a el como su contraparte.

-Diversificación de la pareja:

Tenemos las bases bíblicamente bien asentadas para enseñar y corroborar con el matrimonio entre el hombre y la mujer, ya que de esta diversidad unificada Dios produjo orden y unidad para hacer de esta una pareja. Y desde entonces el matrimonio ha constituido el fundamento de la familia y de la sociedad.

Desvinculación y unión:

1- El matrimonio nos desvincula de toda relación sentimental anterior y todo recuerdo afectivo de ellas que puedan entorpecer nuestra nueva y perdurable unión. En este aspecto, la biblia se extiende mas allá al declarar: “Dejara el hombre a su madre y su padre, y los dos serán una sola carne”. (Aunque este no implica un abandono de las atenciones en su totalidad).

2- El termino hebreo traducido como “unión”, significa “pegar”, “asegurar”, “unir algo”, “aferrarse a algo”, “adherirse”.Isaías 41:7 ilustra la naturaleza de la unión que debe existir en el matrimonio. Cualquier intento de quebrantar dicha unión produce heridas en los individuos que la componen.

Un pacto ante Dios:

  En la escritura, el termino pacto se usa para describir los acuerdos mas solemnes y obligatorios que aparezcan en la palabra de Dios. Malaquías 2:14 caracteriza el pacto de Dios con su pueblo:” “ El salmo 89:34 ilustra el cumplimiento del juramento hecho en el altar en el momento de aquel compromiso de amor y fidelidad ante Dios.

Una sola carne:

 Esta unidad se refiere a la unión física del matrimonio así como al íntimo vínculo de la mente y las emociones. Esta implica el estar de acuerdo para andar unidos, respondiendo así la perenne pregunta de Amos 3:3:

El matrimonio cristiano requiere un amor activo que nunca de pie atrás.“Una sola carne”, es el gran misterio de Dios para la unión matrimonial; significa que dos personas llegan a ser completamente la una para la otra, llegando a ser “una”, y sin embargo permanecen siendo diferentes.

El matrimonio cristiano debe caracterizarse por la pureza,   el gozo y el deleite:

“Honroso sea en todos el matrimonio y el lecho sin mansilla” (Hebreos 13:4).

El lecho es el “lugar santísimo” en el que esta preciosa relación alcanza su clímax o mas alto nivel.

Aspectos del  amor marital:

 Los siguientes son aspectos que matizan la relación matrimonial: Físico, emocional, intelectual y espiritual. Pero en cada uno, es el ágape descrito en el Nuevo Testamento lo que comprende el fundamento de una verdadera unión. “Cristo nos amo a pesar del fin al cual lo llevaron nuestros pecados”. (Elena G. W.).

Y ciertamente en esto consiste el ágape incondicional de Jesucristo.

Responsabilidad e influencia espiritual en el matrimonio:

 En el capitulo 5 de los Hechos nos presenta el triste resultado de la mala influencia que entre parejas se puede manifestar, cuyo fin, fue la muerte de ambos (Ananias y Safira).

Por otro lado, ninguno debe confiar en que la vida espiritual de su cónyuge le garantiza su salvación, pues solo en este sentido existe un compromiso individual para con Dios. No obstante, la ayuda y apoyo espirituales deberán estar presentes del uno para el otro. Pues también esta establecido que la santidad del uno puede santificar al otro.

Efectos de la caída en el primer matrimonio:

 -Temor                                                     -Dudas

-Remordimiento                                    -Vergüenza

-Evasión                                                   -Culpabilidad

-Dolor de parto                                      -Auto-justificación

-Sujeción de la mujer                          -Trabajo forzado

-Enfermedad                                         -Muerte

 Causas o efectos de un matrimonio caído?

 “Los cuales, habiendo perdido el sentido moral, se entregaron al libertinaje, hasta practicar con desenfreno toda suerte de impureza” (Ef. 4:19. B. Jer.).

 1- Pensamientos impuros:

Sabemos según la palabra, que el pecado no consiste solo en el acto cometido, si no, que este se forma en la mente, hasta su consumación final, (Mat. 5:27-28).

2- El Incesto:

Muchas personas sostienen con familias cercanas y extendidas (familias del cónyuge), intimidades físicas y emocionales que terminan en relaciones intimas e incestuosas condenadas por la sociedad y la palabra de Dios. (Lev. 18:6-18).

3- fornicación y adulterio:

Este es el pecado más común entre las parejas. En el adulterio participan personas casadas, ya sea una o ambas. Así como los homosexuales. Del griego “porno”, describe todo tipo de inmoralidad sexual.

En la fornicación participan personas sorteras, ya sea una o ambas. Del griego “moijós”, describe la infidelidad matrimonial.

Cuando Pablo declara: “Al adultero y al fornicario los juzgará Dios” (Heb. 13:4), no significa que estos no puedan ser juzgados y penados por los hombres, si no, que pese a las muchas excusas que desde tiempos antiguos han presentado los que incurren en este mal, serán juzgados por Dios.

El libro del Cantar de los cantares ilustra la sana relación que debe tener la pareja en el matrimonio, representada por Salomón y la zulamita, en esta inigualable alegoría de Cristo y la iglesia.

El matrimonio es el vinculo en el cual se fortalecen los lazos familiares, y en el cual se fomentan la unidad, la paz, el amor y la seguridad de sus miembros.

Por: Carlos Guzmán.

Publicado en Biblicas | Deja un comentario

OBEDIENCIA INCONDICIONAL

Filemón 1:21 “Te he escrito confiando en tu OBEDIENCIA, sabiendo que harás aun más de lo que te digo”.

La palabra OBEDIENCIA significa “tener la cualidad del que escucha y cumple un mandato”. Ya que la etimología de la misma no es del todo definida he tomado (como dato curioso) el significado de la palabra hebrea “Obed”, que significa “SIERVO o SERVIDOR”, sabiendo que la actitud y característica fundamentales del siervo debe ser la obediencia. Obed es el prefijo en español de la palabra obed-diencia. Ahora, pues, la obediencia no es un acto impositivo, si no, voluntario en agradecimiento o respeto a quien prescribe sus ordenanzas.

Indudablemente la fuente y base dela obediencia están en Dios. Los hombres más grandiosos y nobles de la humanidad, en algún momento pensaron que Dios estaría de acuerdo con sus hechos. De forma particular la biblia destaca  aquellos hombres y mujeres que de manera incondicional obedecieron a Dios sin cuestionar, postergar  o analizar sus mandatos. De hecho, su obediencia ha sido la “responsable” de que muchos duden de sus obras ya que la mayoría no está dispuesta a obedecer a Dios de esa manera. Pero el no obedecer a Dios nos expone a grandes riesgos ya que muchas de sus promesas están sujetas a la obediencia a Él.

No hay excusas para desobedecer: O cumples o no cumples.

La obediencia no es a medias: o cumples todo o en todo yerras.

Media obediencia produce medio resultado

Aún si desobedecemos por ignorancia, pagaremos por no dedicarnos a aprender.

Dios nos ha enseñado que una vida en completa obediencia no tiene límites.

Por: Carlos Guzmán.  

Publicado en Biblicas | Deja un comentario

El Noviazgo: Base para una vida Matrimonial Feliz.

Publicado en Biblicas | Deja un comentario

“Mirad a Mi”

La vista es uno de los sentidos mas importantes que posee el ser humano; tanto así, que este podría determinar su destino.Con el fin de preservar al hombre, dijo Dios: “Mirad a Mi”.

Mirarle a El no es una mirada cualquiera; es asegurar el mañana, es poner un Norte a tu destino, es andar sin temor a los peligros, es poner un propósito a tu vida. El propósito de Dios esta claro y definido: “Mirad a Mi y sed salvos todos los términos de la tierra”.

Nunca antes el hombre había dependido tanto de su vista hasta haber recibido esta poderosa sugerencia. Sólo tienes que alzar tus ojos a lo alto y recibir el don de la vida eterna.

Daniel Capítulo 04:34
Mas al fin del tiempo yo Nabucodonosor alcé mis ojos al cielo, y mi razón me fue devuelta; y bendije al Altísimo, y alabé y glorifiqué al que vive para siempre, cuyo dominio es sempiterno, y su reino por todas las edades. 

Este pasaje forma parte de la historia en que Nabucodonosor, rey de Babilonia fue castigado por Dios debido a su soberbia. Pasados 7 años fue restaurado de su locura.

La cita anterior declara que esto ocurrió no antes de que este rey altivo “mirara al cielo”. 

Mirar, implica deleitarse, reconocer, inquirir. Una mirada puede significar un grito de auxilio. Y este es el llamado: “Mirad a mi y sed salvos todos los términos de la Tierra, porque yo soy Dios, y no hay más”. 

Por: Carlos Guzmán.

Publicado en Biblicas | Deja un comentario

¡Hola mundo!

Los Salmos

Capítulo 19

1 Los cielos cuentan la gloria de Dios,
Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.
2 Un día emite palabra a otro día,
Y una noche a otra noche declara sabiduría.
3 No hay lenguaje, ni palabras,
Ni es oída su voz.
4 Por toda la tierra salió su voz,
Y hasta el extremo del mundo sus palabras.
En ellos puso tabernáculo para el sol;
5 Y éste, como esposo que sale de su tálamo,
Se alegra cual gigante para correr el camino.
6 De un extremo de los cielos es su salida,
Y su curso hasta el término de ellos;
Y nada hay que se esconda de su calor.
7 La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma;
El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.
8 Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón;
El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.
9 El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre;
Los juicios de Jehová son verdad, todos justos.
10 Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado;
Y dulces más que miel, y que la que destila del panal.
11 Tu siervo es además amonestado con ellos;
En guardarlos hay grande galardón.
12 ¿Quién podrá entender sus propios errores?
Líbrame de los que me son ocultos.
13 Preserva también a tu siervo de las soberbias;
Que no se enseñoreen de mí;
Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión.
14 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti,
Oh Jehová, roca mía, y redentor mío.

Autor: Jehová.

Publicado en Biblicas | 1 Comentario